Con “El nacer de una idea” queremos hacer referencia, paso a paso, al importante trabajo que conlleva la elaboración de diseños por parte de nuestro equipo con el fin de conseguir un producto de calidad para nuestros clientes.

El primer paso es hacer un estudio de tendencias basándonos en la información recaudada de distintas fuentes como revistas internacionales de bolsos, ropa, zapatos, pieles y complementos etc que luego será aplicado al estilo propio de cada marca.

Una vez realizado el estudio de tendencias, se van plasmando las ideas en bocetos y se van adaptando a las necesidades del cliente o marca.

En esta instancia, el diseñador, junto con el equipo de elección, estudia todas las ideas surgidas y se decide qué bocetos son los apropiados. Una vez elegidos los bocetos que se van a utilizar, se plasman en el patronaje.

Se elaboran maquetas de los diseños escogidos para visualizar la estética del producto y realizar las rectificaciones oportunas, en caso de que sean necesarias, hasta definir el producto deseado.
Una vez conseguido el modelo perfeccionado, se aplican en el mismo materiales compatibles con las directrices de las nuevas tendencias.

Tras la obtención del producto deseado, se fabrican los prototipos y se les presenta a clientes, se muestran en desfiles y certámenes, se publicitan en la web, etc y finalmente, una vez cotejado el resultado del producto en las diferentes plataformas de publicidad, se realiza la previsión de cantidades y de producción.